En el año escolar 2020/21 completamente virtual, un grupo de alumnos voluntarios, juntos con alumnos de otros colegios  de la Red MOVE participaron en el proyecto para la medición de la huella de carbono apoyado por la Universidad San Francisco de Quito. Acompañados por tutores de la USFQ y las profesoras responsables para MOVE del Colegio Alemán recolectaron información con el fin de realizar un plan de reducción de emisiones para la comunidad escolar.

A base de los datos recolectados durante el primer quimestre del año escolar 2020-21 y los cálculos sobre emisiones de gases de efecto invernadero en nuestro colegio durante el año 2019 (el último año completamente presencial antes de la pandemia) crearon un reporte mediante el cual se presentan propuestas de acciones a tomar para reducir dichas emisiones. Las propuestas involucran a distintas áreas de nuestro colegio y la colaboración conjunta de toda la comunidad escolar (estudiantes, profesores, administrativos, directivos, etc.).

Estamos convencidos que este proyecto es un aporte importante para un tema de relevancia fundamental al nivel mundial que hay que enfrentar en todos los ámbitos; y, aparte de nuestra conciencia sobre el efecto de nuestras acciones diarias como personas privadas al medioambiente, queremos crear una conciencia al nivel de nuestro colegio como institución, ya que juntos como comunidad escolar podemos tener un efecto positivo mucho más grande si logramos reducir nuestra huella de carbono.

Con nuestras propuestas básicamente seguimos tres metas: primero, cambiar hábitos de los miembros de nuestra comunidad escolar a través de campañas que tienen el objetivo de crear conciencia sobre el efecto de nuestras acciones pequeñas (p.ej. apagar la luz o aparatos electrónicos cuando no las usamos, o reusar materiales escolares); segundo, lograr cambios al nivel tecnológico dentro del colegio (p.ej. la instalación de paneles fotovoltaicos); y tercero, evaluar posibles cambios al nivel de organización, sobre todo en el tema de transporte.

En el año escolar 2021-22 se logaron ya algunas avances, p.ej. con un nuevo reglamento para la gestión del transporte escolar, mensajes de concientización en los fondos de pantallas de las computadores, y el comienzo del compostaje de los desechos orgánicos en el Kinder.

Agradecemos a la red de los colegios de MOVE para la iniciativa y a la Universidad de San Francisco de Quito por el acompañamiento en todo el proceso y los cálculos de las emisiones; sin olvidar el apoyo de las áreas de administración, mantenimiento y transporte del Colegio Alemán, sin los cuales no podríamos haber conseguido los datos que son la base del proyecto.

Un resumen muy breve de los resultados:

 

En ese proyecto trabajaron:
Martin Caleb Montalvo (11E), Sara de la Torre (11D), Emilia Perraso (12E), Francesca Hadweh (10E)

¡MUCHAS GRACIAS!