El alemán es como tocar el violín

Un idioma extranjero  es actualmente una obligación y además una ventaja, ya que nos conduce más tarde a la vida profesional. Quien domina un tercer o cuarto idioma, tiene las mejores oportunidades en su vida profesional. Inglés, español, alemán son idiomas mundiales, cuyo conocimiento en el mundo occidental abre muchas puertas. En un mundo globalizado el inglés es indispensable, pero ¿sabía usted, que el alemán es el idioma más extendido en la Unión Europea? 95 millones de personas  en Alemania, Austria y Suiza hablan alemán como idioma materno.

El Colegio Alemán  brinda la  posibilidad única de aprender los idiomas extranjeros según un  concepto pedagógico cuidadosamente concebido. Fundamentalmente rige que: quien aprende pronto un idioma extranjero, adquiere con más facilidad una buena pronunciación, pero también las estructuras básicas de la gramática se graban en forma duradera. Nosotros presentamos el alemán como idioma extranjero en primer lugar ya que es el idioma que claramente se diferencia del español. Gutural en la pronunciación, germánico en vocabulario y diferente en la gramática inicial, en el alemán se aprenden mejor las estructuras completas. Así lo hacen nuestros más pequeños ya en el Kindergarten con 4 – 5 años, donde ellos experimentan el idioma jugando dos veces por semana durante 25 minutos con canciones, versos y pequeños diálogos. En las dos primeras clases de la primaria se hacen juegos de interpretar papeles, manualidades, memoria, entre otros, donde los niños practican el alemán activamente en grupos pequeños.

Ya desde el 3ª grado se empieza con clases formales de alemán, en las que a los niños se les exige también las habilidades básicas clásicas como leer y escribir. Recién cuando estas habilidades están seguras empiezan los niños, en 5ª grado, con clases de inglés.

Este es su segundo idioma, una lengua que es indiscutiblemente universal e imprescindible para cada carrera.

Como regla los niños aprenden inglés en un tiempo record, porque el alemán y el inglés son muy similares en la gramática básica y en el vocabulario básico; ya que ambos son idiomas germánicos. Pero mientras el inglés ofrece a los principiantes muchas experiencias de éxito porque el aprendiz puede comunicarse muy pronto medianamente sin errores, el alemán aún después de 5 – 6 años de aprendizaje es aún difícil. Es como tocar violín: se toca un poco de lado y suena mal. Por el contrario, el inglés es como tocar el piano, cada  tecla produce un sonido agradable. La relación se ve más tarde: quien ha superado las dificultades iniciales del alemán, siente el idioma como lógico y regular. En cambio, hablar correctamente el inglés es muy difícil.

Una primera prueba para la virtuosidad de nuestros alumnos en el alemán es el Sprachdiplom I. Esta es una prueba obligatoria para todos y da a los alumnos y a los profesores la verificación de si han aprovechado los 7 años de aprendizaje del  alemán. Los trabajos escritos son enviados a Alemania y corregidos allá anónimamente. Hasta ahora hemos conseguido buenos resultados en un 85 – 90% como promedio.

Aún más importante es el Sprachdiplom II. Se lo presenta al inicio del VI. Curso y cuando es aprobado es la prueba oficial de que se dispone de suficientes conocimientos del alemán como para poder estudiar en una universidad en Alemania. También aquí nuestros alumnos consiguen los mejores resultados de Sudamérica.

Resta agregar que en el Colegio Alemán también se puede aprender el idioma francés desde el IV. Curso con profesores de lengua materna (en las clases DK desde el I. Curso). Español, alemán, inglés y talvez también francés – los alumnos que los aprovechen podrán abrirse mundos!                  

logo
logo
logo
logo
logo
©2017 Colegio Alemán Quito & Creatica estudio